La independencia Dominicana

La independencia Dominicana
27 de febrero de 1844

La Guerra Hispanoamericana

La Guerra Hispanoamericana
Cuba - Puerto Rico - Filipinas.1898

Rafael Leónidas Trujillo Molina

Rafael Leónidas Trujillo Molina
16 de agosto de 1930 - 30 de mayo de 1961

Triunfo Revolución Cubana

Triunfo Revolución Cubana
1º de enero de 1959

ALGUNAS DE LAS ‘’COSAS DE LILÍS’’ EN LA VEGA

jueves, 25 de julio de 2013

ALGUNAS DE LAS ‘’COSAS DE LILÍS’’ EN LA VEGA

jueves, 28 de marzo de 2013


Por  Jesús Méndez Jiminián
                                     ‘’ No impoita que faite algo
                                   pa yegai  a tu destino:
                                            la   recua sale, y la caiga se
                                     arreglan en ei camino’’.
                                  ~ Juan Antonio Alix.

A mis amigos veganos: Ing. César A. Abreu F., Ing. Alberto Holguin y  Prof. F. Torres Petitón   (In Memoriam). 

 La figura del general Ulises Heureaux (1845-1899), Lilís, estará siempre ligada históricamente a La Vega. Pues, su padre, el señor Dassá Heureaux, de origen haitiano,durante el gobierno de ocupación militar de ese país (1822-1844), ejerció, en La Vega, las funciones publicas de administrador de Hacienda, indica Mario Concepción en su obra ‘’La Concepción de La Vega’’.

Pero hay más. Lilís, en plena Guerra Restauradora estuvo por aquí con el general Gregorio Luperón quien ocupó las funciones de Gobernador de la Provincia. Y, tal y como apunta Guido Despradel Batista en su obra ’ Historia de La Concepción de La Vega’’, el parque de recreo que ‘’fue construido en el año 1897, cuando el padre Alejandro Adolfo Nouel y Bobadilla era presidente del Ayuntamiento (vegano, n. de j. m. j.)’’, tenía ‘’ un bonito enverjado de hierro, el cual fue regalado por el presidente Ulises Heureaux’’, y cuyos primeros bancos que se usaron, también fueron donados por Lilís y por don Casimiro N. de Moya, cuando era su vicepresidente.

Además, una de las últimas cartas despachadas por Lilís, que tiene fecha 25 de julio de 1899, y que fue dirigida por él a su estimado amigo Pedro F.  Bonó, el día antes de su asesinato en Moca, la redactó en La Vega. Y aquí Lilís, antes de acudir a su encuentro con la muerte fue despedido por sus grandes amigos veganos: don Zoilo García, Pedro A. Bobea, Federico García, entre otros, quienes le observaron del peligro que corría su vida al dirigirse a aquel lugar.

Cuenta Víctor M. de Castro en su obra ’ Cosas de Lilís’’, que una vez encontrándose éste en La Vega, tenía un enemigo acérrimo, el general Lozano, figura prominente del moyismo con cuya esposa acudió al matrimonio de una hija de ambos aquí.

Lilís, que se  encontraba precisamente en La Vega, al enterarse de la boda llamó a su compadre, el general Losoi, que era Gobernador y Delegado de su gobierno para que le hiciera un ’favor’’. ’Necesito, compadre, - le dice Lilís - que me consiga un hombre que me sirva para todo. Oígalo bien: que sirva para todo’’.

Apareció inmediatamente el hombre, y su jefe le dio por encomienda desaparecer, sin que absolutamente nadie lo encontrara, el caballo de la esposa del general Lozano antes de que terminara la boda.

El hombre cumplió la encomienda al pié de la letra, y al terminarse la boda, la señora Lozano se da cuenta de que su caballo no aparece ni en los "centros espiritistas".Enterado Lilís de lo que le ocurría a la señora, se le acerca, y ella llorosa le informa de lo sucedido, que ya él de antemano sabía. Lilís toma por decisión desmontarse de su caballo preferido y se lo regala a la señora para así consolar sus lágrimas.

La señora Lozano al llegar a su casa, muy contenta por cierto, en el caballo del Presidente que ya era suyo, le cuenta a su marido lo sucedido, haciéndole hincapié en la generosidad y caballerosidad de Lilís: ‘’¡Qué hombre más atento y más amable y más fino! Tú tienes que hacerte amigo de él’, le terminó diciendo al marido.

‘’A los dos días almorzaba el General Lilís, previa invitación en casa del intransigente Gral. Lozano y era objeto de cordialísimas y encondidas protestas de amistad’’,concluye de Castro señalando en ‘’Cosas de Lilís’’. 


                                                                                              La Vega, R. D.
                                                                                              12 de diciembre de 2012.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada